Posts Tagged ‘Mujer’

El Hombre & La Mujer.

07/27/2011

La mujer se burló de ese hombre. Hizo lo que le dió la gana con él. Y claro, le dieron ganas con otro. Abusó de él como le vino en gana. Incluso, lo que creía poder sentir por su media naranja, se pudrió mezclándose en su vanidad por ser la reina de un pendejo, que solo supo estar atento y al tanto de ella. En fin que no le importó cuanto él la quería, la amaba, la adoraba. Que hasta dinero prestado buscaba él, para pagarle su salón de belleza. Ombe!.

El hombre, por su lado, sintió ver como su mundo era arrastrado por la fuerza de un tsunami emocional. Se le quitó el deseo de desear otro cuerpo que no fuese el deseado por tantos años. Y si por ´su parte´ hubiese dependido, ambas ´partes´ estuvieran acopladas todavía.

La mujer, luego de botar al hombre como se tira la basura en la calle (y no en un zafacón), proclamó a los cuatro vientos, su nueva conquista. Todos se enteraron, y más satisfecha estuvo la mujer al saber la reacción del hombre, cuando el hombre supo lo que había hecho la mujer.

El hombre, se desacató. Compró amor donde más le convenía. Hasta ´fiao´ podía tomar en algunos casos. No le importaron los besos robados, ni las veces que gastaba un sueldo (ni sus fuerzas físicas), al pie de cualquier escalera en cualquier edificio, de cualquier zona de la ciudad, a cualquier hora y con cualquier cosa, que usara falda. A veces ni el sexo importaba.

La mujer, pensó que al encontrar otro hombre que pudiera consentirla, igual o más que su anterior idilio, se equivocó más que un estudiante en pruebas nacionales. Su nuevo amor, no pudo aguantar toda su ´comemierderia´, ni su intento banal de ser su mami chula 100% y 24/7. Al mes, ninguno podía recordar, como pudieron estar juntos.

El hombre, ya no era el mismo. Se refugió en la idea de olvidar a la mujer, en otras mujeres.

La Mujer, pensó en el hombre, y hasta ´le brindó el chance´ de volver a su lado.

El hombre, la rechazó.
La mujer se sintió dolida.

Me cuentan que él, es comentarista de deportes en una estación de radio en AM, y que ella se la busca en la ´bolita´, ante su imposibilidad de convertirse en ´Mega Diva´.

pb

Anuncios

Conversación 1902 A – 1902 B.

04/24/2010

En una tienda por departamentos, el hombre busco, hasta que una de las de servicio al cliente le interrogó:

– Caballero en que puedo ayudarlo?
– Ah, sí! Ando buscando unos jeans.
– De que size?
– Bueno, pueden ser 33×34.
– Algún color en especifico?
– Si. Pueden ser en ´fuerte azul´ o ´azul marino´.

***

La mujer entro a la pulpería, con intención de dividir el último recurso económico de la casa, a fin de costear el libro que su hijo debía adquirir en la escuela.
Con una papeleta arrugada de un peso,  en sus frágiles y huesudas manos, la mujer dijo:

– Puipero, cámbieme eso en ´medio peso´ o ´cincuenta chele´.

pb

Conversación #1739.

11/11/2009

mendigo

El hombre estaba sentado en la acera de la calle, justo al lado del colmado ´el que se fué y volvió´. La silla plástica que ocupaba, delataba el trajín de la misma, en horas nocturnas, con sus patas cuarteadas por el efecto de arrastrarlas ´un chin ma´ pa´lla de la entrada, pol favol´.
En la mano derecha del hombre, un cigarrillo, Montecarlo. En la izquierda, un trago de ´Ron Palo Viejo´. Su ropa, delataba no menos que el mismo estilo de vida que la silla: zapatos rotos, pantalones sucios de lodo, camisa de un color incierto y en la cabeza, una gorra, sabrá Dios de que equipo de pelota o partido político. El hombre solo esperaba su próxima victima, para el siguiente cigarro o ´chatica´.

Al otro lado de la avenida, la mujer esperaba tener paso para cruzarla. Con su palo en mano, para no abusar de su rodilla derecha, hacia equilibrio con la funda que cargaba, llena de corotos. La ropa no delataba nada, lo decía todo. Venía de su diaria faena, debajo del semáforo de la Independencia con Lincoln, pidiendo la limosna correspondiente entre el rojo y rojo, cuando los vehiculos se detenían.

– Hola muchacha, como tu tá?, preguntó el hombre con cierta confianza.

– Aquí con gana e´ rapá…

pb

Música Es… 69 (Remembranzas).

08/10/2009

tapesmh0

* Charles Aznavour – La Bohemia.
Para ese grupo de amigos, que no podiamos juntarnos sin poner esta canción,
acompañado de un trago de alcohol.

* La Ley – Dia Cero.

Para dejar claro en la memoria ese 1er concierto de esa banda en el ´96, junto a todo el staff de la X 102 de esa época.

* Marylin Manson – Beautiful People.
Para ese coro de panas que disfrutamos la vorágine del ´industrial´ a mediado de los 90s.

* Manolo Galván – El Manzano.
Para no dejar escapar de los recuerdos el viejo radio de mi casa, ni ese cartucho 8-tracks, repitiendose una y otra vez.

* El Trí – Triste Canción de Amor (Versión Sinfónico).
Para traer al presente ese dia de año nuevo en 1999-2000 a orillas del malecón de Santo Domingo, junto a entrañables amigos.

* Transfusión – Sombra y Soledad.
Para tener fresca la imagen del video-clip que le hicieron a ese tema, y que se popularizó en Mango TV, con El Hombre Invisible como protagonista.

* Luis Dias – Ella Me Vivía (Versión Acústica).
Para todas las mujeres que se han ido.

pb

Plomo.

07/21/2009

bala de plomo_redimensionar
A cada paso de plomo y con cada pisada de pronto, Jaime veía una por una las letras que teclearía sobre su vieja maquina de escribir en cuanto estuviera en casa. Así como lo atestiguaría cada letra sobre el papel, así lo atestiguaba cada huella suya sobre la tierra mojada en una noche clara, pero de luna triste. Solo atinaba a retener cuanto escribiría sobre lo que acababa de presenciar. Sobre lo que acababa de sentir. No podía dejar de pensar en ello. Miraba a todos lados, miraba a su alrededor y el terror no le dejaba ser franco. Sus impulsos le traicionaban. Su respiración le delataba el espanto de caminar por el medio de la calle y encontrarse frente a frente a un desconocido, que llevando una arma de fuego de largo cañón, le helara la sangre de súbito.

Todo esto le recordó las películas de Hollywood, cuando los “duros” caminan y todos se detienen. Pero Jaime siempre decía que eso les pasaba a los cobardes, que a él, nadie lo detenía ni nada lo detendría. Aunque en cierta medida es cierto; no se volvió a ver de quien eran las pisadas que escuchaba a sus espaldas. Quizá un atracador, o un “pistolero” con cara de matón mal pagado.

Decidido, miró hacia atrás, y al rozar las miradas, la sombra que se le acercaba solo le vio con el rabillo del ojo, Jaime por el contrario, metió el rabo entre las piernas y desvió su mirada. No estuvo para menos. Cada uno a lo suyo. Pero al estar tan cerca ambos, sintió un vago olor a muerte, como si le penetrara hasta los huesos, sintiendo que sus orejas se calentaban como galletas al horno. No miró hacia atrás, ya que no dejaba de mirar hacia delante. Solo al doblar la siguiente esquina de la amplia avenida, giró y no pudo evitar volver la mirada. Lo siguiente le paralizó el corazón. Ya no era un desconocido quien caminaba a sus espaldas, era una hermosa silueta con curvas turgentes y caderas almidonadas con gracia tropical la que se deslizaba a su encuentro. No pudo mas. Aceleró el paso hasta sentir que sus pies ya no eran sus pies. Pasó por un viejo terreno baldío con árboles de pinos que jugaban con la brisa fresca de la noche. Decidió incluirlos en el relato que escribiría tan pronto se sentara y colocara una hoja en el tambor de su maquina. Cruzó desaprensivo por un viejo bar de señores viejos. Estos no se percataron de su presencia, pero de todas formas los incluiría en su historia.

Luego de un largo trecho volvió la mirada hacia sus espaldas, no vio nada. Mas bien, a nadie. Pavor. Al encontrar la calle que le llevaría a casa, vio en una esquina desolada, la figura lánguida de un sujeto que vagaba vestido de la cintura hacia abajo solo con una toalla, mirando circunspecto hacia el cielo. Jaime lo sabia. Esperaba a su esposa y solo por esa vocación de marido posesivo, este decidió desterrarlo de la historia que daría vida en cuanto llegara a casa. Al pasarle cerca, ni siquiera se dieron las buenas noches, mas bien las espaldas. Ya frente a casa, No acertaba a creer lo que había vivido. Al peinar su alborotada cabellera con la mano, sintió una ligera humedad. Sangre. Pero, de donde…? De su cabeza, de donde más?. Pero… y como? Ahí estaba el dilema. No recordaba que nada le hiriera en todo el día, o la noche.

– “Que extraño…”- murmuro. “Toc, toc, toc…” tocó a la puerta. “Toc, toc, toc…”, de nuevo. “Toc, toc, toc…”, otra vez. Pero de nuevo sintió un calor en sus orejas y cayo desplomado frente a la puerta de su hogar. Su madre que aun dormía, solo escucho el estruendo de algo que se estrellaba en la madera, mientras que al tiempo sentía un vago olor a muerte, como si le penetrara hasta los huesos. Por su parte, la figura lánguida del sujeto que vagaba vestido de la cintura hacia abajo con una toalla y sin darse por enterado de lo que ocurría a sus espaldas, miraba fijamente la hermosa silueta con curvas turgentes y caderas almidonadas con gracia tropical, que se deslizaba a su encuentro.

pb

Temprano en la Mañana.

06/08/2009

Santo Domingo ciudad

Santo Domingo cuando se despierta, es todo un espectaculo. Se ve de todo, se siente de todo, se piensa todo y al final, el todo es un todo. Cualquier dia a eso de las 7:03am, nos podemos encontrar con algunas estampas como estas…

* Dos ´menores´ que van a la escuela, como si fueran a un ´party´ en Makumba.
* Una niña de 4 años, con su abuela llevandola de la mano.
* Un chino esperando un ´biónico´.
* En un motoconcho, una mujer y una gorda hace equilibrio para no caer.
* Varias guaguas de Fenatrano, se aglomeran, haciendo huelga de transporte.
* Una ferreteria abre temprano, apilando sillas plásticas en la acera.
* Con su carrito a rastras, un vendedor de Cepy, me oferta uno de coco.
* Una banca oferta un ´palé´ de hasta mil pesos.
* 4 personas se ´acomodan´ en la parte trasera de un Datsun 120Y.
* Un Daihatsu Cama Larga pintado de amarillo, con 2 trabajadores del ayuntamiento.
* Una mudanza en una guaguita ´platanera´, con la ´verguenza´ bajo una lona.
* En un Honda 70, el ´delivery´ hace zig zag con 5 fundas de pan sobao atrás.
* 2 ñAMETS hacen cuento, ante la vista de un tapón.
* Un polincuente habla por el celular, ante la mirada de su hijo.
* 7 vendedores de Skymice, marchan en fila como si fueran a ver a Blancanieves.

Luego de ver todo esto, me hizo falta tener un beso en cada semáforo. Yo iba solo en mi carro. Penoso!

pb

Summum.

04/21/2009

nino11

Subiendo a la cima de un recuerdo, el hombre se lanzó al vacio. Cayó sobre la espuma de un capuccino rebotando hasta deslizarse fielmente en la goma de una OMSA, que pasaba frente al farol que iluminaba las lineas peatonales de la chica con curvas rectas.

La mujer, al sentir el peso de ´algo´ sobre su cuerpo, tapó sus ojos para no sentir en sus retinas, la luz transparentada y fulgurante que emitia el hombre, a través de un hilo de baba viscosa, la cuál brotaba de la boca de un niño que contemplaba la escena.

pb

Mujer Moderna.

03/03/2009

pintalabios

En tiempos donde la ´crisis mundial´ es una buena excusa para que te cojan de pendejo, nada debe extrañarnos. Asi como esa noche que abordé un carro público en la Gomez con San Martin.
Era la 1 de la mañana, pocos vehículos se veian por la vía. Mi ruta era, San Martin derecho hasta el 9, de ahí otro ´biónico´ hasta los ´sunflowers´.

Al montarme de último en la parte trasera, me toca la ventana. Todos hombres en el interior de la ´mármara´ con ruedas. Joe Veras sonaba en el radio, y dos semáforos mas adelante, el efecto doppler de otro radio pero en un colmadón, anunciaba que al otro día, habría desfile de carnaval en el malecón desde las 3pm.

Esperando el ´verde´ en el semáforo de la San Martin con Gasset, un joven que va a mi lado, saca la cabeza por encima de mi, y vocea:
– Que dicen eso ´sayayine´?!?!?!, en clara alusión a dos ´especimenes´ vestidos de mujeres, pero con un ´bulto´ en la entrepierna, dando a entender que el diablo se hace de muchos artilugios a la hora de convencer a los incautos que buscan sexo oral por 100 pesos, o anal por 350 (siempre y cuando el ´jevo´ ponga el condón).
Todos dentro del carro rien. Hasta yo.

– Mi elmano esa vida e´dura! Polke mire, y eeeh fácil yo tiramele arriba a otro hombre!!! Pero ni recho. Mejol me hago la paja 10 vece!.
Todos vuelven a reir. Hasta yo.

– Y eso ke lo ke tu no sabe e´ke eso maricone te mudan si te tu te deja convencé – dice el que va al otro extremo del carro, en la parte de atrás.
– Si pero mira, esa ´mujere´ son moderna. Vienen con ´el toto atrá´. Y lo mejol e´ke ahi tu no tiene q preocupate por la mentruasión – dice el que va a mi lado.
Todos vuelven a reir. Hasta yo.

A la altura de la Kennedy con Nuñez de Cáceres, la ´chercha´ sobre el tema, seguia ´encendia´. El chofer, que desde que todos nos montamos, solo habia abierto la boca para preguntar quién ´falta pol pagá´, no aguantaba su propio silencio cuando de repente dijo:
– E´ke utede tan ekivocao. Metelo no e´na, malo e´ke te lo metan!.
Todos quedaron en silencio. Hasta yo.

pb

Detestable.

02/18/2009

bunnies

Hablar de nuestras manias, a veces es terrible.
Ni hablar de las fobias.
Pero cuando hablamos de lo que nos gusta o no, ya ´esa es otra pelicula´ (y no Dominicana, por suerte y por cierto).
Existen personas que detestan la impuntualidad, odian esperar, no quieren saber del desorden.

Pero del lado tierno, les fascina que besen su cuello, que le hablen al oido, que los detalles no se hagan esperar, etc.

Para bien, a esas personas, (mujeres preferiblemente), imagino que les gustaria sentir la punta de la lengua a la hora precisa y puntual en su cuello; siempre y cuando le susurren, abusando de la confianza que permitan, al desordenar su espacio terranal, tras sentir cuando le muevan el piso… verdad?
pb