Posts Tagged ‘delivery’

Temprano en la Mañana.

06/08/2009

Santo Domingo ciudad

Santo Domingo cuando se despierta, es todo un espectaculo. Se ve de todo, se siente de todo, se piensa todo y al final, el todo es un todo. Cualquier dia a eso de las 7:03am, nos podemos encontrar con algunas estampas como estas…

* Dos ´menores´ que van a la escuela, como si fueran a un ´party´ en Makumba.
* Una niña de 4 años, con su abuela llevandola de la mano.
* Un chino esperando un ´biónico´.
* En un motoconcho, una mujer y una gorda hace equilibrio para no caer.
* Varias guaguas de Fenatrano, se aglomeran, haciendo huelga de transporte.
* Una ferreteria abre temprano, apilando sillas plásticas en la acera.
* Con su carrito a rastras, un vendedor de Cepy, me oferta uno de coco.
* Una banca oferta un ´palé´ de hasta mil pesos.
* 4 personas se ´acomodan´ en la parte trasera de un Datsun 120Y.
* Un Daihatsu Cama Larga pintado de amarillo, con 2 trabajadores del ayuntamiento.
* Una mudanza en una guaguita ´platanera´, con la ´verguenza´ bajo una lona.
* En un Honda 70, el ´delivery´ hace zig zag con 5 fundas de pan sobao atrás.
* 2 ñAMETS hacen cuento, ante la vista de un tapón.
* Un polincuente habla por el celular, ante la mirada de su hijo.
* 7 vendedores de Skymice, marchan en fila como si fueran a ver a Blancanieves.

Luego de ver todo esto, me hizo falta tener un beso en cada semáforo. Yo iba solo en mi carro. Penoso!

pb

Ocupaciones Dominicanas (1er Tomo).

02/25/2009

cuchillos-tijeras

Ante la ´crisis mundial´ que nos arropa (o quieren hacernos creer), me pongo a pensar que en verdad, lo repito, el Dominicano es una vaina del diablog!
El chiripeo es la mayor fuente de ingresos informal que este pueblo conoce.
Y no está mal.

Pero no deja de sorprenderme la cantidad de ´empleos´ u oficios que uno puede conocer, a  través del diario vivir.
Leamos…

– Se Arreglan Sueños (todo dependerá de los elementos que puedan aparecer en una experiencia onírica. Quien sabe? Ahí está el Loto. Sueñe y ponga ese sueño en manos de ´expertos´ en la materia).

– Se Brillan Calderos (nada mas horrible y muestra de falta de higiene en una cocina, que toparse con 27 calderos llenos de tizne y súper sucios. Para eso, hay gente con un saco de leña al hombro, unos fósforos en los bolsillo y un cepillo con cerdas de metal en la mano, para ponerle nuevo su ´máquina de cocer… alimentos´).

– Se Preparan Botellas (sobre todo con el cambio climático en Quisqueya la saqueada; es mejor prepararse una de estas botellas con miel de abeja, cebollin, gomenol, ajo, cebolla, ´sancochito´ y un reguero de yerbas, con tal de sacarle ´esa flema´ de los pulmones, y claro, resolver los problemas del pecho ´apretao´. Excepto las chicas que midan 34D).

– Se Santiguan Muelas y otras Dolencias (algo típico en los campos. Con una simple oración y la fé puesta en Dios y los bolsillos, cualquiera le cura un pie ´zafao´ o una pieza dental cariada).

– Se Amolan Tijeras & Cuchillos (otro servidor ambulante, con su piedra de amolar al hombro).

– Se Forran Sillas & Mecedoras (nada más reluciente que una galería con mecedoras o sillas de guano. Si están ´desfondadas´, no se preocupe, espere que pase ese señor con un paquete grande de esas ramas (el guano), para ponerlas nuevas).

– Se Venden Pasteles en Hoja. Por Encargo!!! (no solo en navidad se reivindica al plátano hecho puré. ´Ello hay´ gente, que tiene este manjar tan presente, desde una boda hasta una reunión familiar, casi siempre con gente que viene de ´fuera´).

– Se Guardar Celulares & Cámaras Fotográficas (increíble pero cierto!. Esto lo vi en las afueras de la embajada ´gringa´, ya que ´los´americano´ tan paranoicos ellos, no aceptan que se entre con estos aparatos a sus oficinas de este tipo. No importa el país).

– Se Alquilan Lavadoras (ya la época de las ´poncheras´ y los ´bañitos´ para recien nacidos, ha pasado. En cualquier barrio de Sto Dgo se puede ver un ´Laundry Service´ versión delivery en motoconcho, dispuesto a resolverle el problema de la ropa sucia).

Hasta aquí la 1era parte.
Si, si, si, yo sé que me faltaron los que venden en semáforos y plazas comerciales y en
las esquinas y en Boca Chica y en las ´voladoras´ y casi casi en el Metro.
Eso va y no e´pitola!
Vienen más!!!

pb

Encuentro en 1era o 2da Persona.

11/14/2008

baterias

La mujer llegó temprano al salón de belleza. Pagó de primero en la caja del supermercado.
Canceló todas las citas de su consultorio. De paso, envió a su hijo con su madre y como si fuera poco, se tomó el fin de semana libre de compromisos para celebrarse a si misma.

Tantos días imaginando una noche como la planeada. Una botella de vino, velas aromáticas, Frank Sinatra y Yolandita Monge de fondo. Lo necesitaba.

´Ding! Dong!´, sonó en la puerta. Era el delivery del colmado con los últimos detalles de su noche perfecta: una funda de hielo y cigarrillos. Todo iba bien, solo que la imagen del ´morenomático´ en la puerta, con los brazos sudados luego de subir al 6to piso, le nublaron el sentido por un instante al proyectar una imagen en su cabeza, de tener la bañera lista y servida. Pero no podía desviar sus planes.

Afuera, la luna pedía a gritos que unos perros le ladraran. El disco plateado iluminaba la  ciudad.
La mujer no podía esperar más.
Fue a la habitación, y se vistió con sus mejores galas íntimas: Victoria Secret por  infernet. Luego se recostó y espero el momento. Momento que no duró mucho.
De la mesita de noche, extrajo a su compañero. Compañero que por cierto le falló, ya que no tenía baterías.

Al marcar el numero del colmado, solo pensó: ´… porqué no!?´.

pb

Remember 2 Much.

09/26/2008

Entonces ese día, Robert llegó tarde al trabajo, chocó un perro que buscaba lo que sea en el zafacón en la esquina de su casa, y pa´colmo, su mujer pensó que él le habia ´pegado cuerno´ porque el carro olía a ´hembra´ en la mañana siguiente. Si ella hubiera revisado debajo del asiento del carro, encontraria una funda con un perfume que él le compro, de sorpresa.

Desde hacia varias semanas, Robert añoraba su días de juventud, cuando soñaba con volver a montá bici-cross en el malecón o ser parte de Los Escorpiones, un grupo de patinadores de Los Mameyes. Rememoraba los años mozos de ir al Cineplex Naco, beberse una malteada de las de Bon él solito, y masticar Super Globo o Frugus, hasta que le doliera la ´quijá´.

Seguidor empedernido de la lucha de Jack Veneno, le alzaba un lao´a sus padres para que lo llevaran a Pizzeria Luiggi´s en la Duarte. Fiel lector de los paquitos de Memin, Kalimán y Aguila Solitaria, tampoco se perdía ´Different Strokes´ o lo que era lo mismo ´Blanco & Negro´, con Arnold, sobre todo cuando decia: ´De que estás hablando Willis?´.

De vez en cuando, mientras recordaba todo esto, se rascaba la rodilla derecha, producto de una caída que sufrió en el Toro Mecánico del Quisqueya Park, fractura que le obligó a usar yeso por 2 meses. Fué en vano tal sacrificio, porque a la semana de andar libre y sin muletas, fué a celebrar el acontecimineto en Mundo Sobre Ruedas. Resultado: otra fractura, esta vez en la misma pierna y un brazo. Pero él gozaba de estos recuerdos como se disfrutaban los tragos en Daiquiri de la Lincoln, con un chimi de los de Marcial. Eran otros tiempos.

Pero la nostalgia invadió su ser, cuando recibió un mini mensaje en el celular, donde la esposa le reprochaba el hecho de que al finalizar la semana, luego de un trabajo agotador en una firma de bienes raices, Robert se reunia con sus amigos y colegas en algún bar, para disipar el stress acumulado.
A su mente llegaron los lunes de Café Atlántico, losTom Collins de Don Pincho, o la ronquera del karaoke en Sr. Sandwich.

Por eso, un sábado bien temprano, Robert tomó su celular y llamó a to´los panas perdidos de la universidad, y los del trabajo.
Ya a la 6pm, su apartamento parecía un hormiguero de gente.
Se armó la rumba. Solo hasta las 8.20pm cuando Isabelle, la esposa de Robert, llegó del salón con dos amigas.
Se armó una comparsa de yo te digo y no me jodas.

El espectáculo fué aplacado por dos polincuentes que llegarón a solicitud de los vecinos. Hasta el muchacho del ´delivery´ que fué a llevar dos fundas de hielo, quedó tranca´o esa noche.

El domingo, luego de 6 llamadas a oficiales de uniformes kakis y más pinos en el kepis que en Jarabacoa, los acusados de alterar el orden del sueño y la tranquilidad del condominio, fueron liberados.

Robert, fué a trabajar el lunes siguiente, con los mismos recuerdos de siempre en su mente.

pb