Posts Tagged ‘colmado’

Conversación #1739.

11/11/2009

mendigo

El hombre estaba sentado en la acera de la calle, justo al lado del colmado ´el que se fué y volvió´. La silla plástica que ocupaba, delataba el trajín de la misma, en horas nocturnas, con sus patas cuarteadas por el efecto de arrastrarlas ´un chin ma´ pa´lla de la entrada, pol favol´.
En la mano derecha del hombre, un cigarrillo, Montecarlo. En la izquierda, un trago de ´Ron Palo Viejo´. Su ropa, delataba no menos que el mismo estilo de vida que la silla: zapatos rotos, pantalones sucios de lodo, camisa de un color incierto y en la cabeza, una gorra, sabrá Dios de que equipo de pelota o partido político. El hombre solo esperaba su próxima victima, para el siguiente cigarro o ´chatica´.

Al otro lado de la avenida, la mujer esperaba tener paso para cruzarla. Con su palo en mano, para no abusar de su rodilla derecha, hacia equilibrio con la funda que cargaba, llena de corotos. La ropa no delataba nada, lo decía todo. Venía de su diaria faena, debajo del semáforo de la Independencia con Lincoln, pidiendo la limosna correspondiente entre el rojo y rojo, cuando los vehiculos se detenían.

– Hola muchacha, como tu tá?, preguntó el hombre con cierta confianza.

– Aquí con gana e´ rapá…

pb

Sana Ocurrencia.

01/27/2009

pie-zambo

Me parece de mal gusto el que las personas se burlen de otras personas, ya sea por su falta de cultura, nacionalidad, condicion social, etc.
Pero hay veces que es inevitable. Sobre todo con cosas que ocurren de lo mas natural.

Esto ocurrió hace unos momentos en un colmado en la Av Independencia.
Yo llego, a comprar un refresco. Atrás de mi estaba un haitiano que le vocea al tipo del colmado:
– Yo kielo una maisena pa´lo´pié!

El pana del colmado y yo, nos miramos, en clara sorpresa por lo que dijo el señor que llegó.
– Que lo´ que tu kiere? – pregunta el colmadero.
– Una maisena de esa pa´lo´pié – repite el haitiano, señalando una vitrina llena de ´chucherias´, como cutex, desodorante, jabones de olor y otras pendejadas.
Que marrrdita risa cuando ese jevo, señaló un pote de talco Mexana!
O sea!, Maicena para los pies… Talco Mexana!

Un polincuente que acababa de llegar y contemplar la escena, solo le dijo:
– yo te kiero vé dandote una jartura de esa vaina!. Dike maisena!

Repito, uno no puede burlarse, pero hay ocasiones que es inevitable. Lo bueno fue que el Haitiano, también rió con su propia ocurrencia.

pb

Encuentro en 1era o 2da Persona.

11/14/2008

baterias

La mujer llegó temprano al salón de belleza. Pagó de primero en la caja del supermercado.
Canceló todas las citas de su consultorio. De paso, envió a su hijo con su madre y como si fuera poco, se tomó el fin de semana libre de compromisos para celebrarse a si misma.

Tantos días imaginando una noche como la planeada. Una botella de vino, velas aromáticas, Frank Sinatra y Yolandita Monge de fondo. Lo necesitaba.

´Ding! Dong!´, sonó en la puerta. Era el delivery del colmado con los últimos detalles de su noche perfecta: una funda de hielo y cigarrillos. Todo iba bien, solo que la imagen del ´morenomático´ en la puerta, con los brazos sudados luego de subir al 6to piso, le nublaron el sentido por un instante al proyectar una imagen en su cabeza, de tener la bañera lista y servida. Pero no podía desviar sus planes.

Afuera, la luna pedía a gritos que unos perros le ladraran. El disco plateado iluminaba la  ciudad.
La mujer no podía esperar más.
Fue a la habitación, y se vistió con sus mejores galas íntimas: Victoria Secret por  infernet. Luego se recostó y espero el momento. Momento que no duró mucho.
De la mesita de noche, extrajo a su compañero. Compañero que por cierto le falló, ya que no tenía baterías.

Al marcar el numero del colmado, solo pensó: ´… porqué no!?´.

pb

Los Consumidores (II).

07/10/2008

Para continuar con la idea de un post anterior sobre el abuso de los detallistas contra los que pagamos impuestos de más (si, porque ya estamos ´impuestos´ a hacerlo), ahora les cuento de otro abuso.

Resulta que cuando el calor pica, a nadie se le ocurre tomarse una ´choco rica´, porqué eso no aparece. Tons, uno agarra y dirige sus pezuñas como un buey ´amañado´ al colmado de la esquina.
Resulta que un 20 onz. de Coca Cola debe costar $20 candela, pero oh! la sorpresa nos agrava la sed, cuando tienes que flojar $30 tabla.

Peor aún, es cuando llega otra promoción por parte del refresco que dice ser ´la chispa de la vida´ (diablog! eso era en los 80s). Tons, llega la nueva Coca Cola Grip, que por cierto tiene un comercial de radio bien chopo, con par de carajitos ´wanabí´. Bien, la vaina es que veo en la etiqueta: 16 onz. – $20. Si, ta´ bien. Son $25 duarte que tenemos que flojar. No joda nadie. Total, uno esta ´impuesto´ a to´esa vaina. O será que se dieron cuenta en la compañia, que la gente ya estaba ´impuesta´ a comprar los 20 onz. a $30 en los colmados y a $45 en los ´fu-chó´ de las gasolineras?

Como en el post anterior…
* No comprar a sobreprecio el producto?
* Quejarme ante la compañia directamente?
* Pagar a sabiendas de que me están robando?

Que hacer? He ahí la vaina.

pb