Posts Tagged ‘ñamet’

La Feria del Diablo.

05/24/2011
Quien diga que la FIL 2011 en Sto. Dgo., fue aburrida, se equivoca tanto como el gobierno, al tasar el precio del petróleo y traspasar el resultado a los bolsillos de los pendejos, perdón, Dominicanos.La FIL 2011, con todas sus luces y apagones incluidos, y de ñapa, con el Vaticano como país invitado, sirvió para darnos cuenta que al dominicano le gusta el can, el jolgorio. Un desorden por aquí y otro al lado. Que disfrutamos el pagar parqueos en cuota obligatoria y por adelantado, amen de que las aceras de la plaza de la cultura se atiborran de tarantines y `padres de familia`, en busca del moro o el pote perdido.

Y no es por criticar, pero también cosas buenas debemos sacar de la experiencia.

Por ejemplo, nos encanta estar en el medio. No importa el motivo, ombe!.
El punto es `estar`, aunque el `ser` se vaya a la mierda.
Todo responde a la necesidad por escapar del diario trajín de los tapones y los ñAmets. Por ello el pueblo va a la FIL: a ver al pueblo. A cerciorarse quien esta mas jodido que quien. Aunque a la salida encuentre el transito peor que cuando llego.
No olvidemos a los visitantes de la FIL, que siempre andan como el peo: en el aire. O mas perdidos que la pagina del discurso de Insólito Mejia en el 2000.
Sobre todo aquellos, sin rumbo fijo, que llegando a los stands extranjeros, observan como `fenómenos de feria` a los agregados culturales. O el típico caso de quienes en su `estado Random de existencia`, se acercan a un stand infantil, procurando a Dan Brown con `Ángeles & Demonios`; sobre todo, preguntando si el autor es francés o alemán.

Pero esta versión de la FIL 2011, ha revertido el dicho popular de que, `en la feria lo que mas se vende son los mata tiempo`. Este año ha entrado al renglón de los Best-Sellers, un producto importante para la lectura, no tanto en lo didáctico, pero si en lo nutritivo: la cachapa venezolana.
En las cifras preliminares del comité organizador de la FIL, se determino que por cada cachapa y mata tiempo vendido, a Ricardo Arjona se le restaría un segundo de su vida. Muchos opinaron que al ritmo de venta de los referidos productos, el artista debía estar muerto al termino del primer fin de semana del evento. Lastima que por cada boleta vendida para sus shows, el guatemalteco, acumula 3 segundos por ticket, sumandoseles a su existencia terrenal. En fin.

Lo cierto es que la FIL ha cumplido su cometido como cada año: tapones en las inmediaciones de la plaza de la cultura; un reguero de carajitos malcriados y sudados por doquier; militares auto-endiosados en unos pabellones sin sentido, y por supuesto, el uso continuo de El Metro. Ah! El Metro.

pb

Anuncios

Me Gustan (x4).

08/03/2009

sueño

Eran cerca de las 4am, cuando en solo 27 segundos atravesé el túnel de la 27 (cruzando la Churchill y la Lincoln a 120km/h), como la ´jon del diablo´. Dentro de mi Chinola Mutante, ICSR Project sonaba ´a tó lo que dá´ con ´X (Siempre me ha gustado). El bass retumbaba en mi cabeza y los drums me hacían cabecear.

Era fantástico ver la ciudad dormida. Las calles desiertas en un Santo Domingo reposando la ´jartura´ de la noche, luego de un día de labores. No me extrañó el no encontrar vendedores de tarjetas en los semáforos. Mucho menos no encontrarme un Ñamet haciendo señas a lo´ loco, mientras un tapón crece como las lombrices en la barriga del haitianito que pide entre bocinas y ´guaguas voladoras´.

Con la ciudad dormida, iba camino a encontrarme con sus pechos somnolientos. Sus caderas abultadas y perfumadas por el suavizante de la ropa. Su boca quieta y con las ansias de despertar los gallos, y sus manos arropadas debajo de la almohada.

Llegúe, y todo despertó.

pb

Los Hilos Cotidianos.

01/14/2009

carro-publico

La mujer abordó un ´biónico´ en la parada del 9, a eso de las 10am.
Dentro, los pasajeros discutían diversos temas: que si las aguilas se habían jodido para siempre; que si el petróleo no subiria mas; que si Vivian Lubrano es una hija de la gran puta, pero más cabrón es Faraonel por indultarla; en fin, pluma de burro. La mujer escuchaba y nada decia. Solo pensaba en todo el dinero que debía, por la resaca ecónomica que deja Diciembre.

Cruzando el semáforo de la Kennedy con Nuñez de Cáceres, un Ñamet, le hace seña al chofer del carro que se detenga. El chofer, le tira dos ´chuipi´ y sigue de largo. De inmediato, el agente  le tira una seña por radio, al otro Ñamet que está parado al lado de Teleantillas. Éste, recibe el mensaje, y junto a otro mas y la única Amet mujer que tá buena en Sto. Dgo., le hacen una barrera al carro, para que se detenga.
Luego de varios ´coños´, ´azaroso´ y ´callese la boca´, el chofer pasa la licencia. Pero no solo eso. Tuvo que desmontar a los pasajeros, porque encima de todo, era un ´pirata´ y no estaba rotulado. Solo se escuchó la voz de otro chofer que pasó por el lado, cuando dijo: ´Tráncalo!´.

Luego del pleito verbal entre chofer y Ñamets, un vendedor de Skymice que ´comia boca´, cae en la cuenta de que el semáforo ha cambiado 2 veces de rojo a verde, por lo que con su neverita al hombro, con 40 funditas aguadas de distintos colores y sabores, se recoje en una esquina. Dos vendedores de tarjetas, no tan atentos al lio del chofer, discuten entre sí, por la devuelta que uno debió darle a otro, por cambiarle $500 pesos. La discusión es tan grande, entre estos dos ´chiriperos´ haitianos, que en verdad, nadie quiso meterse en el lio. No por evitar salir embarrado, sino, porque entre creole y malaspalabras criollas, solo ellos entendían lo que hablaban.

pb

AnecBlotario – Car on Fire (08).

12/10/2008

car-fire

La mujer se despertó temprano. Reviso su agenda del dia mentalmente.
´Diablo cuanta vaina tengo pa´hoy´, pensó.
Ya a media mañana, el stress iba lejos.

Almuerzo familiar al mediodia, llamadas pendientes del trabajo, y un dolor en los pies que solo auguraban una noche de dolores y calambres.

A las 4:17pm exactamente, bajo un sol abrazador y el calor propio del asfalto, la mujer bajó el cristal de su vehiculo y encendió un cigarrillo.
Cada bocanada le ayudaba a disipar las presión del dia.

La mujer terminó su cigarro apresuradamente y echó la colilla en una bolsita para basura, colgada del lado izquierdo del guia. Todo para responder una llamada de trabajo.
Al detenerse en un semáforo, con todo el instinto femenino del dia a dia, rebusco entre su cartera, un protector para labios. Al levantar la cabeza, un agente Ñamet le hacia señas.

´Y que fue lo que hice ahora? Solo eso me falta, que me pongan un multa´, pensó la mujer.

– Señorita, pero usted esta cogiendo fuego y ni cuenta se ha dado´, dijo el agente.

Mufa, bajo la presión del dia, habia olvidado apagar la colilla, casi provocando un ´colillicidio´ por fuego, dentro de su propio auto.
Por suerte, el Ñamet, no la multó.

pb