Posts Tagged ‘mar’

Igual que El Coronel aquel.

10/12/2009

espera

Cuando se tiene la sensación de que algo está por llegar, el ánimo se nos hace desconocido. Todo nos parece maravilloso, a la espera del momento preciso. Los colores cobran vida, los sonidos nos envuelven. El cielo nos acompaña radiante a cada paso. El sol y la luna danzan al mismo ritmo. El mar nos refresca con su recuerdo.

Lamentablemente, el gris se hace presente cuando a sabiendas de que algo llegará, no es como lo esperamos, o en el tiempo que deberia estar ante uno. A lo mejor llega, pero el sabor con el que nuestro paladar lo esperaba, no será el mismo. Quizá eso nunca llegue.

Otro caso, es cuando no esperabamos nada, pero sabiamos que en cualquier momento estaria ante nosotros aquello que nos haria feliz, sin ni siquiera saberlo. Esa oportunidad se esfumó, y la dejamos pasar sin darnos cuenta. Al momento de recapitular, descubrimos que hubiese sido lo mejor tener eso que pudo ser inesperado, pero que pudimos dar gracias por tal hecho. Este podria ser el peor de los casos.

Pero sabiendo que podemos o debemos esperar, la ansiedad crece. Crece hasta tal punto que cuando vemos lo que se avecina, sufrimos varias decepciones. Quizá no lo merecemos, quizá no estemos preparados, tal vez no lo querramos, tal vez no lo esperemos.

Esperaré… Confío en que será lo mejor, sin mirar atrás o pensar que no era lo que esperaba o merecía.

pb

Mira, Respira, Desea, Olvida.

11/11/2008

silueta-mujer

El hombre miró la foto cuidadosamente, e imaginó lo que nunca se imaginaria si tuviera de frente a ese demonio vestido de ángel. Mas bien lo que haría.

Pensó que no diría ni una palabra, de no ser por el inconveniente de la ausencia en el deseo, hacía quien debía prodigar todo lo que sentía por momentos. Momentos que parecían eternos.
Hizo un ejercicio mental, y realmente no tuvo que esforzarse mucho.

Besaría el fin de su espalda, el valle de sus caderas, el inicio de sus pasos. Le comería el culo.

Tomaría una siesta en sus pechos sudados, luego de acongojar su alma, al desear algo tan lejos, pero cerca a la vez.

La cubriría con la sabana del éxtasis, aún mojada e impregnada por el aroma del mar  perfumado que de seguro tendría su pelo. Un pelo color madrugada, que enredaría en sus manos, lo tiraría suavemente, y de paso, infringiría el dolor del placer oculto, al escuchar las palabras mas obscenas, convertidas en susurros.
´Tu me plait beacoup!´, seguro le diría. ´Et toi á moi´, querría escuchar.

Hizo la cuenta imaginaria de cuantas pulgadas separarían el suelo de sus muslos. De cuanta saliva necesitaría para allanar el camino en esa pendiente, por las curvas de sus piernas.

De como obtendría el resultado final de unos suspiros moldeados a la medida de su boca.

El hombre miró la foto por otro instante. Pensó que de nada valdría tal esfuerzo mental, por el momento.
Apagó el monitor y salió a caminar al compás de Benedetti… ´somos mucho más que dos´.

pb

Te Besaré…

02/28/2008
mar.jpg

Te invitaré a un bar, donde sólo tu mirada me embriagará…
O mejor aún, al rio de los sueños secuestrados…
Siempre y cuando me recuerdes la noche que ambos quisimos que fuera eterna…
Y continuo pensando a donde guiarte, a donde llevarte…

Se me ocurre el mar, no sé tú, pero a mí, el mar es lo que se me ocurre…
Es tan sincero en la mañana, tan intenso al mediodía y tan sereno en la noche, como tu piel…
Por eso y por lo otro, por lo que recuerdo y no olvido, te besaré lo suficiente para que sea bastante, y no dejaré que sea tarde para estar a tiempo en tu tiempo, con tu cuerpo, tus cabellos, tus labios tiernos de niño risueño que mira y hace como que no, pero si, mira y re mira. Pero en cambio tu, te delatas y eso me encanta, solo que hago como si no hiciera, y mis ojos danzan al ritmo  de tu cara. Eso.

Claro, no hay nada oscuro entre nosotros.
No hay nada vacio entre el espacio que nos separa, que nos aleja para que estemos cerca… más cerca.

pb