Posts Tagged ‘la x’

Miércoles – Días de Radio 16.

12/26/2007
antenna.jpg

 En mi post anterior, escribí sobre la posibilidad que se me presentó para asistir al concierto de Soda Stereo en 1997. Cabe destacar que a pesar de hacer lo imposible para conseguir el dinero suficiente, y así cubrir mis gastos, tuve que sacrificar muchas cosas para alcanzar mi objetivo.

De donde saco 325 DOLORES?!?!
Como ganaba una miseria siendo Dj en la X, no tuve más remedio que acudir a las personas que tienen reservado su propio infierno en el infierno: Los Prestamistas. Pero por suerte, Jim Hills un compañero de labores, se metió en la fiebre de arrancar para Venezuela junto a otros 30 y pico de locos sodamaníacos. Gracias a él y a la cuenta de banco de su mamá, pude conseguir el dinero prestado, y así completar el precio de la travesía que iniciaría.
Mi mamá, me ´prestó´ 90 dólares. Yo tenía ahorrado, NADA. O sea, que todo fue en base a préstamos. Casi me sentía como Colón, cuando salió a ´descubrir´ América.

La Visa Venezolana.
Dios! cuanta pela!!! Recuerdo que con todo el dinero reunido, pude pagar los 325 doláres del pago del tour, además tenia conmigo unos 5 mil pesos, los cuales, debia cambiar para llevarmelos para el viaje. Cuando eso, el dolar estaba al 19×1.
Pero el lio grande se armó cuando fuimos a solicitar la visa, en la embajada venezolana. En verdad, no entiendo porqué tanto ´bayuyo´, si total, solo estariamos 3 días en ´tierra bolivariana´. Lo primero es que la consul, una rubia perversa con ojos de noche vulcanizada, y piel de playa invitante, me dice que todo está en orden, pero que no ve ´movimiento de dinero´ en mi ya mutilada cuenta de ahorros del ´popular´.
Le expliqué que iría como enviado de una estación de rock de Sto Dgo para cubrir un evento a Caracas. Ella dijo que eso lo habia entendido, a través de la carta firmada (por los ejecutivos de la X) que le había llevado, pero que no era suficiente. Que volviera en 2 días a ver que podía resolverse.
A todo esto, llevé una carta del banco, dando constancia de mis ahorros. La cuenta tenía los mismos 5 mil pesos, que debia llevarme para cubrir mis gastos en Caracas.

Decepción y Cuerda.
Esa tarde, luego de salir de la embajada, solo me dió con salir a caminar por El Conde. Casi estaba convencido que no me darían la visa. Así es que me ´metí´ en Musicalia del conde, y como estaba tan desanimado, me dije:´Es más, si no me dan la visa, agarro y termino de comprar los CDs de Soda que me faltan, y con lo cualto que me sobren, hago un party en mi casa y me daré un jumo´. Así es que ví el disco ´Dynamo´, uno de los pocos que me faltaban, y lo compré.
Pero otra cosa que también me fastidió fue el hecho de que por parte de la dirección de la X, la única ayuda que recibí, fue la bendita carta de constancia de que trabajaba en dicho medio. Nada más. Recuerdo que en la estación tuvieron la ´cachaza´ de insinuarme algo de que podría reportar algo sobre el evento. Pero yo con tantos lios arriba, como que no estaba en nada. Además, si querian que reportara o hiciera algo, como que debieron ser más descendientes con respecto a mi situación. Pero entendí algo: esa era mi batalla, no la de ellos.

Alegría y Miedo.
Dos días después, me ví ante la consul de anatomía ´perversa´, hasta que me dijo que al ver la cantidad de solicitantes, para dicho evento, no le quedaba más remedio que concedernos el visado, pero no obstante, se habían pasado ciertos tramites por alto, por lo que ella esperaba que algo bueno surgiera de toda la situación.
O sea!!! O se me estaba insinuando, o queria que le mojara la mano!!! (u otra cosa) WTF.
Solo asentí con mi cabeza, cuando selló mi pasaporte, y me dijo que la visa tendría una vigencia de 15 dias. Solo le dije: ´Gracias catirita que tengas buen día´.
Me largué pa´mi casa, y cuando llegué, duré como dos horas viendo el sellado del pasaporte, imaginando las costas venezolanas y recordando el perfume de la rubia malvada y preciosa, que me despidió con una sonrisa.
Cuando no hubo linea ni contorno en el escudo venezolano, impreso en mi pasaporte, tons me percaté de algo más: era la 1era vez que me montaría en avión.
En esos dias, (agosto 1997) habían ocurrido varios accidentes aereos. Ya pueden imaginarse. Solo me quedaba esperar por el 04 de Septiembre del 97.

(continuará).

pb

Anuncios