Posts Tagged ‘elecciones’

Si Yo Fuera… Faraonel.

05/20/2008

Nada que ver con la serie de una Blother.

Esto me acaba de llegar via mail, y a la verdad, que esto tiene tela por donde cortar. Independientemente de simpatías políticas, no se puede tapar el sol con un dedo. Lean esta vaina, está del carajo. O sea, está buenisimo.

Si Yo Fuera Leonel.

READING,  PA.- Tal y como pronosticaron las encuestas independientes y tal y como era del todo previsible para cualquiera que no estuviera  obnubilado por el  fanatismo o la desesperación,  Leonel  Fernández y el  PLD  “ganaron” las elecciones del pasado viernes,  acontecimiento que lo único que tiene de promisorio es que finalmente se acabó  la asqueante campaña electoral, ese borboteo  impúdico de imbecilidad chillona.

Ahora bien, si yo fuera el presidente Fernández me daría vergüenza que me vieran la cara. Me daría vergüenza haber tenido que salir como si yo fuera un camión de basura a recoger cualquier desperdicio político que hubiera en las aceras.

Si yo fuera él me daría vergüenza  haber  tenido  a ciertos  turpenes haciendo campaña a mi favor y diciendo que necesitaban más millones que los que tenían asignados porque no eran suficientes para  convencer a su ración de votantes.

A mí me  avergonzaría tener que pagarle un sueldo  a Fefita la Grande para que vote por mí y  haber desembalsamado  a Jack Veneno,  entre otros del mismo perfil y con los mismos fines.

Si yo fuera Fernández me daría mucha vergüenza haberme visto obligado a emplearme tan desesperadamente a fondo para disputarle un triunfo a un candidato tan frágil y erráticamente  elegido  como Miguel Vargas Maldonado.

A mí me daría vergüenza que el candidato del partido que hace cuatro años salió del Gobierno  totalmente desprestigiado, tras una administración catastrófica, saque un 40 por ciento de los votos,  sin tener a mano todos  los recursos del Estado empleados por mí.

Si yo fuera Fernández  me avergonzaría  que mi partido gastara 282 mil millones en publicidad sólo entre enero y abril de este año, (mucho más del doble de lo que pudo gastar el PRD, su contendor más cercano) y sin contar el gasto publicitario del Gobierno, que en un solo mes, entre el 18 de febrero y el 23 de marzo,  ascendió a más de 114 millones, pagados directamente con dinero  de las arcas nacionales.

Por un asunto hasta de orgullo personal,  a mí me avergonzaría  no tener ni un solo voto gratis. Yo me avergonzaría de las nominillas, de haber tenido que apoyarme en más de un millón de botellas, de haber tenido que repartir a paletadas el dinero del Estado entre militantes de mi partido  a cambio de la simpatía política.

Si yo fuera él me daría vergüenza hablar de la “crisis de pensamiento” que afecta a la República Dominicana, siendo yo  el representante más conspícuo y el más beneficiado por la misma.

Si yo fuera Fernández me avergonzaría del clientelismo ramplón, de haberles prometido dinero extra a los dirigentes intermedios en cuyas zonas ganara el PLD con más de un 60 por ciento. Me avergonzaría tomar ventaja de la miseria de la gente, para comprarla, embrutecerla y envilecerla  con una minúscula asignación  de sobrevivencia.

Si yo fuera él, me avergonzaría  de los periodistas a mi servicio en los medios de comunicación, algunos de ellos tan  particularmente pestíferos, que  basta con observarlos para hacerse una idea de cómo eran los  alabarderos babosos y calieses que Trujillo consiguió reunir en su corte.

A mí me daría mucha vergüenza que teniendo de aliados  a Vincho y a Pelegrín, en uno de mis mítines haya un accidente en el que resulten muertos siete simpatizantes haitianos.  Por cierto, ¿Ya Vincho y Pelegrín averiguaron si esos haitianos tenían actas de nacimiento y cédula y se disponían a votar? ¿No van a solicitar una investigación al respecto?

Si yo fuera Leonel me avergonzaría de cada uno de mis triunfos. Del rápido olvido de los muertos de la presa, del fácil engaño con que una total ineptitud  se convierte en una patética farsa populista, del relumbrón del  Metro, hecho a su estilo, privilegiando la fachada, del precipitado entierro del caso de la masacre de Boca Chica en plena recta final de la campaña, de la impunidad en el expediente de la Sun Land y mil firmas más.

Si  yo fuera Leonel no sabría dónde meter la cara cuando alguien mencione las vallas electorales  del Invi, Inavi, Obras Públicas y los Ayuntamientos.

Si yo fuera Fernández me habría dado mucha vergüenza decir que Juan Bosch estaría orgulloso del resultado de estas elecciones.

Y al igual que al Presidente, la vergüenza debía darle a todo el que sirva dentro del PLD. Si es que queda alguien en esa categoría.

Sara Pérez

Más claro de ahí, ni el gallo del partido ´colorao´.

pb

Los Candidatos Dominicanos.

03/16/2008

eduardo-estrella.jpgmiguel-vargas.jpg

amable-aristy-castro.gifleonel.jpg

´La politica es el arte del buen decir´, eso es sabido desde la época de los griegos. Epoca, donde la oratoria era algo importante a la hora de discernir las ideas expuestas.
Pero es mucho lo que el tiempo hace con los conceptos.

En Republica Dominicana, en la tierra del ´dame-lo-mio´ y ´apoyame-que-te-irá-bien´, es mucho lo que se puede hacer con las promesas e ilusiones de un pueblo masoquista y amnésico. Siempre estamos en campaña electoral, y no es de extrañar.

Acá un análisis (humilde), de como yo veo a los 4 candidatos a la presidencia para las elecciones de mayo 2008, en Quisqueya.

Leonel Fernandez.
Actual presidente de los dominicanos. Siento que cada vez más, quiere parecerse al caudillo Joaquin Balaguer. Alejado de los principios boschistas, cada vaz más cerca de la plutocracía que arropa a un pais tercermundista, y por ende, representante de todos los intereses que a final de cuenta no representa el ´progreso´ que nos quiere hacer ver.
Pero nada esta perdido, cuando tambien podemos ver las cosas positivas. Podria darle mi voto al ´león´, por el simple hecho de que noto una gran capacidad de estadista en la figura de Fernandez Reyna. Visionario, emprendedor y excelente orador. En buen dominicano, Leonel sabe como meterse al pueblo en el bolsillo. Y eso es importante en un candidato, que inspìre confianza, aunque la realidad reflejada diste mucho de sus acciones.

Amable Aristy Castro.
Desde tiempos inmemoriables, los gladiadores romanos, han servido como buen referente de que ´el que persevera, trinufa´. Amable es en verdad un gladiador, versión criolla. Aparentemente, ´preocupado´ por los problemas de su pais, sobre todo en su comunidad de Higuey. El candidato reformista, es la verdadera esperanza de la clase desposeida de nuestra media isla. Pero, a que precio?
No creo que con repartir pollos, cerdos y papeletas se pueda tener un buen aval, para cuando ´coja la silla´. Pero esas son las formulas del circo politico dominicano.
El partido reformista, luego de la muerte de Balaguer, siempre se ha visto como la ´puta´ del ambiente politico criollo, pero Amable ha decidido que ya está bueno de esa imagen. Y en cierta medida, lo ha logrado. Ahora, muchos se preguntan: con todo el poder e influencia$ que tiene Amable, para que quiere ser presidente… o que a la hora cercana de las elecciones, quien quita que se venda?

Miguel Vargas Maldonado.
Conocido como ´Mickey el que resuelve´ desde su cargo como Secretario de Obras Publicas, en la nefasta gestion de Hipolito Mejia, el Sr Vargas ha mantenido un perfil, de un hombre que en verdad ´resolveria´ la situación del pais. Pero lamentablemente, tiene sobre sus hombros, 3 letras que son casi sinónimo de desastre: PPH. Y eso, que estamos dejando a un lado el caso Marbella.
Vargas Maldonado, no ha logrado conectar con el pueblo desde el punto de vista de que en nuestro pais, siempre se vota en contra. No estamos instando a que debemos ´dejar al que esta´, sino que nunca tenemos un candidato seguro, ´por si acaso´. Y eso sucede con su propuesta. Amén, de que hasta el momento (a la hora de escribir esto), es el único candidato que ha dado a conocer su plan de gobierno.
Pero la tradición, es que nunca se expone que se puede hacer para mejorar, sino, mostrar que hizo (mal) o dejó de hacer ´el otro´.
Pero esa sigla (PPH), no creo que inspire mucha confianza en una caseta de votación.

Eduardo Estrella.
De los 4 principales candidatos a la presidencia, pienso que Eduardo representa la sobriedad, la confianza y el buen talante de un candidato con bajo perfil.
Recordando su gestión como Secretario de Obras Públicas junto al Partido Reformista y Joaquin Balaguer, Eduardo en verdad, fue una estrella. Pero, luego de su salida del partido ´colorao´, ha mermado su condición de un sólido contricante para un 16 de Mayo.
Si a eso agregamos, que está respaldado por Hatuey De Camps, creo que eso le resta bastante, a su postulación. Postulación, que todavía la sentimos leve, como que no arranca. Entiendo que sus seguidores ´estan callados´, pero en realidad, esto no es asunto de esperar un momento para actuar. O se actúa, o se esperan otros 4 años más.
Eduardo, me parece buena opción, de hecho es el más potable, pero ´su momento´ será dentro de un tiempo. Ah! y por supuesto, debe quitarse ese ´fucú´ que le tiene Hatuey. El pueblo puede olvidar, pero las cruces de algunos muertos, todavía proyectan sombras.
Así es que, Eduardo, tomese su tiempo, y seleccione mejor a sus amigos.

Bonus Extras: Guillermo Moreno & Pedro de Jesús Candelier.
De Guillermo Moreno, creo que es una figura emergente y de confianza. Al menos eso es lo que proyecta. Habrá que ver.
De Candelier… eh, que os digo. No sé. La gente habla de Trujillo sin saber nada del régimen. Pero hasta los que vivieron el régimen, hablan de él. Tons, la conección de Candelier y Trujillo, viene por el aspecto de ´la mano dura´. Ahora, está el pueblo dispuesto a acatar las leyes, a no evadir impuestos, a no ´comerse´ la luz roja del semáforo, etc? Por eso digo, de Candelier? No sé.

Resumen:
Pienso que la realidad del dominicano, seguirá limitandose (vuelvo y repito), al ´dame-lo-mio´ y ´apoyame-que-te-irá-bien´.
Tampoco creo en ese argumento barato y pesimista de muchas personas que se limitan a decir: ´eto no lo arregla naide!´.
Creo que el pais, lo salvaremos nosotros los ciudadanos, cuando tengamos la conciencia suficiente de saber completamente, que este pedazo de isla es de todos, y no de unos cuantos.

Mientras tanto, a votar el 16 de mayo.
Por quién? Ahí está el detalle!

pb