Posts Tagged ‘drive’

Drive.

04/13/2008

El hombre abordó la parte trasera del taxi, con la calma urgente que guardaba en el maletín negro que llevaba en su mano derecha. Su destino le aguardaba una cita con el éxito.
El taxista, un hombre hecho a base de la noche en su diario trajín de recorrer las calles, saludó sin mucho afán de crear simpatía. Solo hacía su trabajo. Sus manos delataban el ardúo trabajo de manejar un Corolla ´94 con Seguro Pepín, con las adversidades de conducir en un Santo Domingo acíago, y su verano eterno.

– A donde lo llevamo´? – preguntó el conductor.
– A la plaza dorada en la pastoriza – respondió el hombre.

El silencio era inminente, salvo por la radio de la base, entre cruces de voces, demandas de servicios y chistes personales de taxistas trasnochados.
La noche prometía mucho para el pasajero. Nada para el conductor. O mejor dicho, lo mismo.

A medio trayecto, un semáforo en rojo detuvo la marcha del vehículo.
– Chofer, puede tomar un atajo? – preguntó el hombre, casi susurrando, tocándole el hombro al conductor.

Como si fuera tocado por un rayo, el chofer dió un salto en su asiento, pisando el acelerador, iniciando así una carrera loca por controlar el vehículo que se estrelló en la parte trasera de una ´yipeta´.

El pasajero notó, como el chofer sudaba y temblaba. No comprendía porqué había cambiado de color repentinamente, mucho menos, porqué aceleró, como si estuviera escapando del mismisimo diablo.

sin voltear a mirar al pasajero, el chofer dijo, en balbuceos casi inteligibles:
– Mire amigo, si uté se vuelve a montá conmigo otra vé, montese alante, y no me toque el hombro de nuevo.

El hombre no comprendió. Si hubiese ido al otro día con el taxista a reportar el choque, hubiese conocido su historia.

El chofer había manejado anteriormente durante 20 años, un carro fúnebre. Era la primera vez en su vida de chofer, que ´su pasajero´ de la parte trasera, le hablaba tocandole el hombro.

pb