Igual que El Coronel aquel.

espera

Cuando se tiene la sensación de que algo está por llegar, el ánimo se nos hace desconocido. Todo nos parece maravilloso, a la espera del momento preciso. Los colores cobran vida, los sonidos nos envuelven. El cielo nos acompaña radiante a cada paso. El sol y la luna danzan al mismo ritmo. El mar nos refresca con su recuerdo.

Lamentablemente, el gris se hace presente cuando a sabiendas de que algo llegará, no es como lo esperamos, o en el tiempo que deberia estar ante uno. A lo mejor llega, pero el sabor con el que nuestro paladar lo esperaba, no será el mismo. Quizá eso nunca llegue.

Otro caso, es cuando no esperabamos nada, pero sabiamos que en cualquier momento estaria ante nosotros aquello que nos haria feliz, sin ni siquiera saberlo. Esa oportunidad se esfumó, y la dejamos pasar sin darnos cuenta. Al momento de recapitular, descubrimos que hubiese sido lo mejor tener eso que pudo ser inesperado, pero que pudimos dar gracias por tal hecho. Este podria ser el peor de los casos.

Pero sabiendo que podemos o debemos esperar, la ansiedad crece. Crece hasta tal punto que cuando vemos lo que se avecina, sufrimos varias decepciones. Quizá no lo merecemos, quizá no estemos preparados, tal vez no lo querramos, tal vez no lo esperemos.

Esperaré… Confío en que será lo mejor, sin mirar atrás o pensar que no era lo que esperaba o merecía.

pb

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta to “Igual que El Coronel aquel.”

  1. Wanda Michelle Says:

    Phoenicoperus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: