Pavlov.

gallina.gif 

Caminar lentamente en la fila de un banco, deberia servir de ejercicio para todo aquel que sea sordo o mudo, o su equivalente al que desconoce la teoria de Darwin sobre la Evolución del Hombre. Se necesita ser un imbécil a tiempo completo, como cualquier diputado dominicano, para ´seguir´gentilmente la ordenes que se nos dan mediante una hoja pegada a la pared, donde se advierte que no se puede hacer, en un lugar donde usted va a realizar una diligencia de índole monetaria.
Claro, a los bancos no les importa que SU dinero esté bajo sus garras, perdon, su bóvedas; que usted tiene todo el derecho del mundo a exigir sus derechos (no encuentro la redundancia).
Pues bien, leamos a continuación las advertencias que nos hacen los bancos, sobre la actitud que debemos adoptar al visitar una sucursal (que por cierto, su alquiler es pagado con nuestro dinero también).

* No Gorras o Sombreros:
Entiendo perfectamente, que aparte de formar parte de una serie de precauciones de seguridad, la paradoja se funde con la ficción, cuando usted observa que el ´guachimán´ de la puerta, tiene una gorra. Y no precisamente, ni del banco, ni de la compañia de seguridad que representa. Me puedo quejar de esto? No creo, ya que antes de protestar, dos bellas criaturitas con cara de estudiantes de Unibe, me miran con ojos de cobradores de guagua de Los Alcarrizos. Hay que quitarse la gorra.

* No Lentes de Sol:
Si usted entra a un banco con el aspecto del ´matatán de Don Rhon´, creame que hasta yo agarro la escopeta del ´guachi´ y la sobo par de veces. Por si aca. Pero en Santo Domingo, donde el sol tiene vacaciones de por vida, es lógico que usted espere un momento para adecuar la visión al nuevo espacio al que ha ingresado. Por lo visto, no lo ven o no lo notan quienes ´quieren´ proteger nuestro dinero, como si fuera de ellos mismos. Pero claro, todo es por seguridad. Hay que quitarse las gafas.

* No Uso de Celulares:
Se necesita ser familia de cualquier imbécil a tiempo completo, como cualquier diputado dominicano, para faltarle el respeto a la lógica de que si usted va a un banco a hacer una diligencia de índole monetaria, es preciso que esté al tanto de lo que sucede a su alrededor. Y por supuesto, c´est claire que queremos estar comunicados. Hay que apagar el celular, o atender la llamada más tarde. Pero, Oh! Bogo! como nos dejas a merced de la voluntad de los demás?!

Creo que ahí está la respuesta que buscaba: todo es inducido, a creer que nos hacen un favor, cuando en verdad la caridad la damos nosotros, a cambio de convertirnos en autómatas.

En resumen: mierda pa´los bancos!

pb

Anuncios

Etiquetas: , , ,

4 comentarios to “Pavlov.”

  1. Lola Vasquez Says:

    Jajjaa!!! Que risa!!..Me declaro culpable en el delito de las gafas!!..entro con mis alcafandras al banco como perro por su casa!! :p No han sido pocas las veces que me mandan a quitarmelas!, pero que te digo? CON ESE SOLAZO, uno entra y como quiera ta deslumbrado.

    Que risa con las “bellas criaturas de UNIBE” jajaja
    Te cuidas, y gracias por recomendarme los post, me “alusaron” mucho, pero como quiera no me quitan el encojonamiento y la indignacion!!

  2. Lola Vasquez Says:

    weys, ese agradecimiento al final no era p’a ti!!…cruce de cable!! jejejje…ups!

  3. Medea Says:

    jajajaja Pavlov totalemtne deacuerdo.. os ea la “idea” de lo que quieren en esos lugares esta bien,.. el asunto es que o todos en la cama o todos en el piso!!

  4. Emykisses Says:

    que se coman unquipe!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: