Laberinto.

 (Imagen: Leipzig).

Caminar entre la penumbra de la noche, en medio de una calle mojada, es más placentero que soñar en la Mansión Playboy. Algo extraño te sucede. Te sientes Sherlock Holmes, elucubrando alguna teoría para resolver un caso complicado. Miles de imágenes te llegan a la mente. Piensas en cámara lenta; sientes la brisa que te revuelve el pelo; oyes el tráfico en la lejanía; ves los autos al otro lado de la vía; percibes el smog que te ahoga los pulmones.

De repente, te sientes solo en la calle, en la ciudad, en la isla (aunque se hablen 2 idiomas). Crees que este planeta es tuyo, que el universo te pertenece.
Eso mismo, mientras una brizna humedece tus pómulos, te susurra despacio, te eriza la piel, juega con tus sentidos.

La lluvia se hace persistente. Tú, no intentas nada más que captar cada momento. Tratas de no tocar nada más que tu ropa que te acompaña, deseando despojarte de ella.

´E d´amore profuma´, escuchas, pero no comprendes.

***

Solo un leve, ´beep – beep – beep…´ te hace despertar, haciéndote entrar en razón. Todo esta vestido de blanco. Tú, de verde.

pb

Anuncios

3 comentarios to “Laberinto.”

  1. Jinxy Brujita Says:

    Me encanta la lluvia, cuando estoy en la calle y llueve solo pido llegar a tiempo a casa, para poder alcanzar la lluvia desde mi cama…
    ….dormir con lluvia me relaja…
    me encanta como escribes, pero eso ya lo sabes…

  2. Joan Guerrero Says:

    Lo menos inesperado.. que todo sea en medio de tu partida….

  3. Floralba Says:

    Nice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: