Un Huracán a lo Dominicano.

dean.jpg

Desde temprana edad, siempre he escuchado hablar del Huracán David. Nunca habia vivido una experiencia como esa. Pero en 1998, el Huracán George me demostró lo devastador que puede ser un fénomeno de esta naturaleza. Escenas desoladoras, niños a la intemperie, calles inundadas, en fin, un cataclismo, versión agua y viento.

Es por ello que los Dominicanos, ya estamos ´curados´, aunque no del todo, de estas situaciones. Pero más allá de las precauciones que debemos tomar al respecto, está el lado pintoresco de nuestro pueblo, ante un huracán que puede afectar el ritmo normal de nuestras vidas.

Siempre que se avecina un fénomeno de esta magnitud, la versión Domincana sobre como debemos enfrentar el hecho, dista mucho de la realidad. Por eso acá les tengo las 3 etapas, que el dominicano suele experimentar ante un huracán.

1 Etapa: Expectativa

* Aunque pareza increible, el dominicano (por dentro) se alegra, ya que un ´feriado´ involuntario ante una amenaza de este tipo, solo da una cosa: ´Ro-minó´ (combinación ancestral de beber romo, jugando dominó).

* Luego viene el volverse loco y arrancá ´juyendo´ pa´l super a gastar ´cuarto´ sin ton ni son, hasta quedar sin nada. O sea, ese Brugal ´comparón´ tiene que ir en la compra.

* Pero los más cautos, se ponen las pilas. Precisamente, compran focos, velas, agua, productos enlatados, un botiquin de emergencia, y por supuesto, su ´pote´ pa´ mantenese anestesiado durante la travesía atmósferica que se avecina.

* Otros, los más precavidos, guardan todas las ceramicas de los estantes envueltas en periodicos; tambien cubren los espejos, para que ´no jalen rayos´; cubren las camas con todos los enseres de la cocina. Y claro, no puede faltar, ubicar la unica casa del barrio que tiene ´plato´ (techo de cemento), ya que es el lugar idonéo para guardar la TV, el radio, la PC, y otros efectos eléctricos.

* Superadas estas tareas, vienen otros aspectos menores. Desconectar el tanque de gas de la estufa; amarrarle pedazos de blocks a las vigas donde está el zinc, para que estas no salgan volando; y de último, poner los calderos mas grandes y las bateas a cojer agua, bajos los caños de agua.

2da Etapa: Durante el Huracán.

* Este es uno de los momentos más críticos de la aventura. Sentir como el aire ´zumba´, percibir esa sensación de ´ay! mi madre se va a acabar el mundo´, tener que guindarse de una viga porque ´eso clavo se tan saliendo´, entre otras situaciones, son cosas que no les recomiendo a nadie.

* Es clásico en estas situaciones, el que ud deje pasar un detalle importante. Solo cuando ud escucha un ´BUUMM…!!!´, es que recuerda que se le olvidó amarrar el tinaco, justo cuando lo ve caer sobre el carro del vecino; ya que a él, se le olvidó meter el carro en la marquesina.

* Es típico del domininicano, cojer los jeans más viejo y ripiarlos a la altura de la rodilla para hacer unos ´bolos´. La meta, es tener la vestimenta necesaria, para que a la hora de que ud vea una hoja de zinc volando por los aires, la ubique y eche a correr tras ella, antes que venga otra ´hoja´ y le vuele la cabeza. El objetivo, es usarla para reponer alguna que haya perdido su casa, o revenderla (lo usual, es vendersela al mismo dueño).

*  Otro deporte propio de estas situaciones, es bajar al Malecón a ver las olas del mar y el figureo de las mismas, mientras arrastran rocas y arrecifes (cuidese de que no esté de suerte ese dia, y una piedra haga blanco con ud).

* Otro punto. Cuando sienta una calma absoluta a su alrededor (no lluvia, no brisa), CUIDADO!, no salga, no mire pa´fuera, no se alegre, es más, no respire! En esos momentos, su casa, edificio o ciudad, está en el mismo ojo del huracán, la etapa más dificil. Ahi es que la cosa se pone buena!.

3ra Etapa: Después de…

* Generalmente, cuando ud se resigna a creer que no saldrá vivo de la experiencia, le entra un sueño, que logicamente ud buscará el rincón más apropiado para ´echar´ una pavita, hasta que al endemoniado huracán le dé la gana de irse. Cuando ud despierta, todo ha pasado. Solo se escucha el martilleo de los vecinos, remendando casas, lamentando propiedades y dando gracias a Dios.

* Solo queda salir a ver que le pasó a ´fulano´, casi siempre sin deparar en las 20 planchas de zinc que se le fueron a su casa.

* Es común, el salir a dar un ´bureo´ por el barrio o la ciudad. A ver lo que quedó.

* Al regresar a su hogar, se dará cuenta de la sed del carajo que le ha dado el andar ´bochinchando´. Ahi es que caemos en la cuenta, de que faltará mucho para que haya energia eléctrica de nuevo.

(gracias a Joan y Lizzye por los aportes en este post).

Algunas de estas descripciones, corresponden a lo vivido en el Huracán George.

pb

Anuncios

6 comentarios to “Un Huracán a lo Dominicano.”

  1. Alguien Says:

    Este tipo de situaciones deberian llevarnos a autobservarnos como sociedad…

  2. Reporte actualizado del huracán Dean — Duarte101 Says:

    […] pm: Un huracán a lo Dominicano. Para que […]

  3. alejandrocorreag Says:

    Tremenda radiografia de un huracan en este pais…todavia estoy gozando, sin embargo eso no escapa a la realidad….

    Otra cosa Manuel, es que durante la etapa de expectativa la gente anda desesperado y desesperando al otro TODO el mundo habla de Huracan…, hoy con el sabado soleado, la excusa de algunos de mis compañeros de trabajo para llegar tarde o irse temprano fue el huracan, pero no habia caido ni una gota de agua en ese momento…

  4. equinoXio » » El huracán Dean y los blogs dominicanos Says:

    […] En Remolacha.net es notable el aporte de videos sobre Dean, enviados por bloggers de todo el país, dándonos una visión cercana a la realidad, mientras Ensegundos.net proporciona fotografías, lo mismo k difícil aporta las suyas e incluso le da campo al humor, sin faltar una deliciosa crónica de PulsarBeta de cómo es un huracán a lo dominicano. […]

  5. EmyKisses Says:

    Muy cierto… asi es nuestro pueblo!

  6. Ferlinda Says:

    Esto solo nos refleja una de las cualidades que mas valoro de ser dominicana y es que a pesar de las circnstancia nuestro publo se las arregla para sacarle el lado dulce a las situaciones amargas de la vida

    y a mi entender, eso es lo unico ke nos permite ”sobrevivir ” ante la indiferencia de nuestros supuestos liders los cuales han tenido bastante exito en hacerle al dominicano cada vez la cosa mas dura.

    No importa si vi es un huracan devastador o un gobierno demagogo con un obsecion fiscalizadora , el dominicano siempre busca la forma de tripiarse la situacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: